27.3.09

Ferrocarril

En las páginas de la Historia del ferrocarril turolense de Eloy Fernández Clemente voy metiendo los recortes de periódico que cabría añadir al capítulo de planes que quedaron en agua de borrajas. O que podrían quedar. Uno del todo espectacular es el que titulaba, hace un par de días, “Aragón y Valencia tiran del ferrocarril”, a propósito de conectar Valencia y Zaragoza con un tren de altos vuelos.
Lo guardaremos. Siempre es material interesante. Hace poco, rebuscando en periódicos viejos, me encontré con varios titulares que se parecen pero tiran en sentido contrario. En 1885, por ejemplo, el año en que apareció El Ferrocarril, un periódico entusiasta de las vías férreas, la discusión en la ciudad no era otra que la aprobación por el Parlamento de la línea Teruel-Calatayud. Las fuerzas vivas de la ciudad, con Mariano Muñoz Nogués a la cabeza, abogaban por esta línea, y un solo diputado en Cortes por la provincia, Rodríguez del Rey, pensaba que era más sensato conectar antes con Sagunto que con Calatayud.
Basta repasar las páginas que en defensa de Sagunto publicó el periódico El Aragonés y las que dedicó El Ferrocarril a defender Calatayud para dar idea del clima de malos modos en que se desarrollaron los acontecimientos. Las actuales polémicas son poca cosa comparadas con las crueles pullas que se arrojaban, convencidos todos de que aquella vez iba en serio, de que Teruel iba a tener un tren en condiciones.
Perdió Rodríguez del Rey. El ministro Pidal se encogió de hombros y pasó al punto siguiente cuando Rodríguez pronunció un largo discurso en el que justificaba que para una ciudad como Teruel era mejor tener salida al Mediterráneo que traerlo todo de Zaragoza. En Teruel aquello fue una gran victoria para sus enemigos, que no se recataron en refregárselo en público por aquellos grandes bigotes que se llevaban entonces. En realidad, lo que creían haber conseguido era un tren que los llevase a ellos a Madrid, no que llevase a Teruel hacia ninguna parte. Lo cierto es que no consiguieron nada.
Parece ser que ahora esa parte del conflicto ya la tenemos resuelta. Leo la importancia que ha de tener para Platea y lo comparo con los argumentos de puerto seco que esgrimía el defenestrado Rodríguez del Rey. Suenan bien, son la misma música.

Diario de Teruel, 26 de marzo de 2009

6 comentarios:

  1. Tengo en la retina casi todas las estaciones, que como la de Alfambra, permanecen como testimonio de un sueño que quedó en la nada...

    ResponderEliminar
  2. Perdón, la coma (,) debe ir detrás del relativo "que",

    ResponderEliminar
  3. Viva la puntillosidad. Y gracias por pasarte, sobre todo con lo abandonado que tengo el blog últimamente.
    Salud.

    ResponderEliminar
  4. angel marco barea8:48 a. m.

    Leo el último párrafo y veo la respuesta a la situación actual de Teruel:
    En realidad, lo que creían haber conseguido era un tren que los llevase a ellos a Madrid, no que llevase a Teruel hacia ninguna parte. Lo cierto es que no consiguieron nada.
    Parece ser que ahora esa parte del conflicto ya la tenemos resuelta.

    No solo Platea, tanta infraestructura que solicitamos, que vemos como el mana para los problemas de esta provincia, ¿en verdad nos lleva a Teruel alguna parte?
    Os recomiendo la última publicación de Jose Luis Sampedro "Economia Humana", una recopilación de artículos sobre econmía, escritos en la década de los sesenta, de total actualidad.
    Y en tanta demanda turolenses y en tanto logro que se nos presenta, no veo que hallamos alcanzado una sociedad más igualitaria y participativa. Al contrario creo que sigue comandada por actitudes caciquiles que velan por su autosatisfacción, en todos los sentidos, y no en un proyecto común.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo7:07 p. m.

    ¿Quieres decir que los concejales se siguen reservando las mejores filas del Marín para ir al teatro por el morro, como cuando Franco?

    S.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo11:22 p. m.

    Muy bueno. Los caciques franquistas han sido sustituidos por los politiquillos y caciques del PAR, del PSOE y del PP perfectamente. Nadie podría notar la diferencia. Por lo menos yo no.

    Juan Carlos.

    ResponderEliminar

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.