12.11.08

Bodrio

Cuando Savater ganó el premio Planeta, defendió La hermandad de la buena suerte frente al adocenamiento literario y al vicio de creer que la propia vida tiene interés narrativo. Dijo, además, que en la novela actual “casi todo es relleno”, lo cual es cierto, y avisó de que la suya era “una novela de aventuras”. Si a eso añadimos que no me suelo perder sus artículos sobre carreras de caballos, que conocí al gran Cioran gracias a él o que me convence su lucha ciudadana contra los vascos feroces, pueden hacerse idea de la buena disposición con que pagué el libro y lo empecé a leer.
Y qué desastre, por favor, qué bodrio. Savater ha hecho lo que Cervantes llama “inflar un perro”, él, el profesor de ética que con tanto desprecio hablaba del relleno narrativo. Cuenta una historia sin ninguna gracia con el tópico planteamiento de Estrella de plata, del admirado Conan Doyle. Pero en la primera página de esa buena historia hay más ambiente, más tensión narrativa y más información novelesca que en las casi 300 del librillo este. Está escrito en un tono que fluctúa entre la -muy mala- imitación de Javier Marías (sobre todo de Tu rostro mañana) y ese deje tan pesado que tienen los que no viven lo que están contando, los que sólo se quieren lucir: todo embadurnado de pleonasmos, de ocurrencias gratuitas, de datos enciclopédicos, de sermones metidos con calzador, de ejercicios de estilo que no pegan ni con cola, de descripciones retóricas de acontecimientos inanes, de planteamientos que no van a ningún sitio y de ese tono insoportable de los que piensan que, a falta de imaginación, quizá tengan alguna gracia.
“Si supiera contaros una buena historia, os la contaría. Como no sé, voy a hablaros de las mejores historias que me han contado”, decía Savater en su espléndido libro La infancia recuperada, la prueba de cómo un buen libro puede influir en una generación literaria, y también de cómo ser inteligente no basta para saber cómo se escribe una novela, o cómo no hay nunca que escribirla. Savater ha escrito una cosa informe y defectuosa; la ha escrito como sin tomársela en serio, algo que me atrevería a asegurar que no haría si se tratase de un libro de filosofía o de un artículo para el periódico. Esa flagrante demostración de falta de oficio tan bien remunerada le cae un poco mal a un profesor de ética. Es como si le tirase la sisa. O como si le viniera grande.

12 comentarios:

  1. No acostumbro a comprar los premios Planteta, pero con respecto a éste, y después de escuchar tu afilado comentario, lo tengo claro. Y que conste, que tamibién hay cosas de Savater que me gustan, salvo el partido político en que se ha involucrado

    ResponderEliminar
  2. En el discurso que hizo en la entrega de premios solto una cosita que me dejó un poco preocupada. Dijo, no recuerdo las palabras textuales, que don Jose Manuel Lara (padre)le llamaba todos los veranos preguntándole que cuándo iba a escribir una novela. Savater siempre le contestaba que ese no era su estilo, que no se encontraba cómodo escribiendo novelas y que lo suyo era la filosofía.
    Confío mucho en las opiniones literarias de Antonio, y si él dice que es un bodrio es que lo es. Si Jose Manuel Lara se levantara de su tumba.....
    Mi opinión sobre Savater mejor me la guardo. No quiero ensuciar este bello blog.
    Por cierto ¿cuántas páginas tiene el libro?

    ResponderEliminar
  3. Ya somos perros viejos, o lo suficientemente viejos para creer que P.PLaneta y literatura tengan algo que ver.

    Se agradece la crónica, Antonio, porque además ya se sabe lo que dirán los babelias y demás...

    ResponderEliminar
  4. Es difícil decir cuántas páginas tiene este libro. Es como las nóminas. En bruto tiene 281 páginas, pero de ahí hay que deducir 8 de créditos, tres entre capítulo y capítulo (hay 14), las correspondientes a una caja estrecha y una letra gorda, los índices, lemas, fimas, listas de ganadores del premio, etc. En general, de cada 75 páginas sólo tienen texto 50, es decir, que el libro tiene en realidad unas 186 páginas. Teniendo en cuenta que un folio a doble espacio es 1,5 veces una página del libro, se puede hablar de unos 125 folios 12 Times a doble espacio.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo12:19 p. m.

    Es decir, a 4.800 euros el folio.
    Es decir, a 796.000 pesetas el folio.
    Es decir, casi un incunable.


    Sirwood.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo4:26 p. m.

    O sea, unos 13 euros por palabra.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo11:55 p. m.

    No suelo comprar premiosplanetas, y agradecí leer en el Diario de Teruel tu crítica, que me pareció valiente y sincera. ¿Has leído algo de Eduardo Lago, y más en concreto Ladrón de mapas? He leído críticas un poco contradictorias y me gustaría conocer tu opinión.

    ResponderEliminar
  8. Son tiempos de crisis, a lo mejor se ha vendido por eso, o ya no le queda nada en la mollera.
    En cualquier caso ni Sabater es lo que era ni los premios dan más que handicaps a los premiados en cuanto a calidad literaria se refiere.
    Yo los compraré, como cada año, para mi padre el día de su santo, que los colecciona.
    Para gustos se pintan colores. Y con esto no digo que mi padre tenga mal gusto, pero lo que lee no es precisamente lo que me gusta a mí.

    Yo también conocí a Ciorán a través de él; qué penita de trayectoria.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Aaaaaaaaaah, ¿se admiten peticiones?

    Pues yo quiero un extra sobre Enrique Vila-Matas ;-)

    (Por pura curiosidad y por puro vicio; voy a seguir adorándole digas lo que digas...).

    ResponderEliminar
  10. Más que peticiones, son recomendaciones. Lo de Lago no me atrajo porque leí algo de que era una historia metaliteraria, algo que cuando es explícito me repele un poco. Pero habrá que echarle un tiento. Algo similar me pasa con Vila Matas. Leí 'Hijos sin hijos' y la historia esa de la "visión de la hostia", que no me acuerdo de cómo se titulaba. Era aficionado a sus crónicas literarias en 'El traje de los domingos', pero de todo eso hace ya tiempo. Así que os agradezco la recomendación. Habrá que volver sobre él.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo8:40 p. m.

    Por lo que he oido sobre el libro tienes razón, es decir, se comenta que el libro no le hace honor alguno a lo que la gente esperaba del escritor. Cuando lo lea ya te comentaré mi opinión.
    Me gusta el nuevo formato del blog, es más bonito y cómodo.

    ResponderEliminar

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.