1.4.13

Rodión Íllich en Monreal del Campo


Paula Pinazo, Ignacio Tortajada, Erica Sanz, Carla Royo y Alicia Plumed, alumnos del IES Salvador Victoria, de Monreal del Campo, Teruel, escriben sobre Otoño ruso. Mi agradecimiento a ellos y a Pedro Moreno, el profesor que se lo dio a leer.




Seguimos con Otoño ruso. Esta vez le toca el turno a las opiniones que le han merecido a los alumnos que la han elegido y que iremos poniendo poco a poco. Todas ellas provienen de las fichas que han completado y solo hemos hecho alguna pequeña corrección. Haremos lo mismo con las otras novelas de la segunda evaluación, pero eso será ya tras la Semana Santa. Ahí van:


"Pienso que Julia no es mala, sino que el entorno que la rodea, refiriéndome con esto principalmente a Matilde y Angelita, la ha convertido a esa manera “pija” de ser y de actuar. En mi opinión creo que depende de la persona identificarse con uno u otro de los personajes, yo me siento más identificada con Esther, me gusta el pueblo, soy muy llana y no me gustan para nada los aires “repipis”, aunque no me identifico con ese aire emo que dice gustarle en parte. almente a Matilde y Angelita, la ha convertido a esa manera “pija” de ser y de actuar". 

"Que la novela este ambientada en lugares cercanos hace que los lectores podamos asignar los conceptos como emigración, relaciones familiares y vuelta al campo a situaciones que conocemos personalmente y que sabemos sobre la situación que ocupan en nuestro entorno y la importancia que un habitante de a pie le puede llegar a dar". 

"Ha sido una novela muy entretenida de leer. Que esté ambientada en lugares que conozco y en los que me muevo normalmente me llama bastante la atención y de alguna manera te “engancha” y te imaginas las situaciones con mucha más claridad. Yo cuando estaba leyendo era todo el tiempo como ¡anda, pues aquí…! y si no sabía muy bien de lo que se hablaba preguntaba ¿Dónde está…? Creo que esta novela para los turolenses y habitantes de alrededores, especialmente, llega a ser muy amena y que conozcas los lugares te hace indagar e introducirte más en el texto, asimismo te puedes llegar a sentir más identificado con los personajes y situaciones que en otras novelas".

(Paula Pinazo, 1º de bachillerato)

Calle Doctor López de Alfambra

 "Yo creo que sí, que el hecho de que la novela transcurra en lugares cercanos te llama la atención y te ayuda a imaginarte la historia. También te das cuenta de que muchas veces lees novelas y ves muy difícil que esas historias te pasen a ti. Leyendo esta novela te das cuentas de historias que están más cerca de lo que crees y se dan a tu alrededor"

"La verdad es que ma gustado bastante, sabía que estaba ambientada en Teruel, pero no en el Teruel actual que yo conozco. Eso ha facilitado la comprensión de la novela, porque te haces una idea de la historia; también el empleo de temas actuales ayuda a una rápida comprensión de aquella. Al principio me costó un poco entenderla, debido a su estructura, ya que en un capítulo aparecían unos personajes y en el siguiente otros diferentes. Sin embargo, todo se hace más fácil cuando empiezan a relacionarse entre sí las distintas historias. Es una novela que recomiendo leer; a mí me enganchó y sin la idea de leermela por obligación, cada día leía un par de capítulos, algo inusual en mí".

(Ignacio Tortajada, 1º de bachillerato)

Repensando todo


"La novela, al estar ambientada en lugares cercanos y conocidos se me ha hechos más amena y entretenida, ya que es la primera novela que leo cuya localización está cercana al lugar donde vivo. Me ha permitido trasladarme con mucha mejor precisión a las escenas de la obra, por lo que no me importaría leerme otra obra que se ambientara en lugares conocidos y cercanos a Monreal".

(Erica Sanz, 1º de bachillerato)
"Yo creo que cada personaje refleja una parte de la sociedad, como por ejemplo Kolia refleja la parte en la que un adolescente llega a un colegio nuevo, con gente nueva, todo nuevo y muestra de una forma u otra los problemas de adaptación e integración. Por otra parte está Esther, que representa a una parte de la sociedad muy "normal", la de la mayoría de la gente, una clase social media; y Julia refleja esa parte de la sociedad más alta, con grandes comodidades. Pienso que es más fácil identificarse con Esther que con Julia para un joven".

"A mí la novela sí que me ha gustado, y más por el hecho de que esté ambientada en lugares que conozco, porque se te hace mucho más real, es como si estuvieses allí, ya que al conocer los lugares sabes cómo te sentirías tú ahí y cómo afrontarías la situación".

(Carla Royo, 1º de bachillerato)

Lugar de trabajo de Bernardo

"Se alternan narraciones sobre Kolia, Julia y Esther, la manera de vivir de cada uno de ellos y cómo al final consiguen entablar una buena relación, a pesar de ser tan diferentes entre ellos. También entrevemos una relación que puede llegar, ¿o no?, a existir entre Tania y Bernardo [...] En fin, que no es uno de esos libros aburridos ni monotemáticos que estás deseando ya terminar".

"Yo creo que el que la novela esté ambientada en lugares próximos ayuda a que los temas tratados nos sean más cercanos, pero hoy en día no hace falta leer una novela para conocer el problema de la emigración, la vuelta al pueblo...porque casi todos tenemos cerca un caso parecido. Leyendo esta novela me he acordado de unos vecinos que yo tenía; Eva y Sebástian. Me ha resultado curioso porque Eva, al igual que Tatiana, aprendió muy pronto el español y, sin embargo, Sebástian, al igual que Mijaíl, no ponía tanto interés en aprenderlo. De hecho volvió a Polonia sin haberlo llegado a hablar. Casi siempre son las mujeres las que primero lo aprenden, seguramente porque ellas son las que salen a comprar, o a llevar a sus hijos al médico, y yo creo que ellas sienten que tienen la necesidad de tenerlo que aprender, mientras que los hombres se amparan un poco en sus mujeres. En mi opinión creo que el seguir hablando su idioma y el no intentar aprender el nuestro les deja un resquicio a la esperanza de que pronto volverán a su país y les mantiene unidos con la tierra que seguramente por problemas económicos han tenido que abandonar".

El instituto de los muchachos


"La novela me ha parecido bastante interesante y dinámica, para nada monótona o tradicional. Sinceramente, cuando escuché por primera vez su título y conocí el argumento, no imaginaba este tipo de novela, yo pensaba que sería una novela "menos moderna" por decirlo así. Este hecho creo que me ha acercado un poco más a la novela, puesto que no es algo que se aleje tanto de nuestro ámbito social. Lo que más me ha impactado del libro sin ninguna duda es la evolución de la tía Angelita, por extraño que parezca, ya que la historia se centra más en Kolia, Julia y sus respectivas relaciones familiares, pero siempre me ha gustado mirar aquellos personajes que aparecen de trasfondo, pero que sin duda dan un toque único a la novela [...]. Este libro me ha dado mucho que pensar, cada personaje me ha transmitido un sentimiento y considero que eso es lo importante de un libro: el poder analizar lo que has sentido leyéndolo una vez acabado [...] Por último, he de añadir que el hecho de que estuviese ambiantada en Teruel y alrededores, me ha facilitado muchísimo la lectura, ya que es todo más familiar; digamos que la historia se queda "en casa". Además, durante los días que estuve leyendo el libro, fui a Teruel en varias ocasiones, y es muy emocionante el poder imaginarte a Bernardo saliendo del trabajo, o a Julia, Kolia y Esther del instituto. Sin duda, me he quedado con muy buen sabor de boca, y me gustaría volver a repetir este tipo de lecturas, tan cercanas y tan amenas".  

(Alicia Plumed, 1º de bachillerato)

3 comentarios:

  1. A estos alumnos les gusta tu novela, entre otros motivos, porque está ambientada en Teruel.Me gustaría conocer la opinión de estudiantes de Madrid, Galicia o Andalucía.

    ResponderEliminar
  2. Ambientarla en Teruel es una singularidad que debemos agradecer, sobre todo, los turolenses.

    Contemplar la entrada del Instituto JIM de Teruel me trae recuerdos de entradas nerviosas y salidas emotivas.

    Enhorabuena a Pedro Moreno y a sus alumnos por el trabajo llevado a cabo.

    Saludos para todos

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:27 p. m.

    Sí, a mi también me gustó, y me gustó que se desarrollase en Teruel. Ya estoy un poco harto de leer novelas que pasan en Barcelona, coño.
    Coincido con la inquietud de Evaristo: ¿Son novelas universales?, ¿les gustarán a los chavales de Madrid o de Córdoba? Mi opinión es que sí, que el tema del desarraigo, de la amistad, de la familia, la muerte y, sobre todo, de la vida y de la vida como camino que se va desenrrollando mientras andas por ella son universales.
    ¿Un chaval de Madrid o de Valencia apreciará un cierto provincialismo en las circunstancias de la novela?, no lo creo pero no puedo ser objetivo por que vivo en Teruel y lo que cuenta me parece "normal".
    A mi, en cualquier caso, me encantó y me conmovió.

    Me ha gustado mucho leer los comentarios, alguno más profundo de lo que tal vez se pudiera esperar y, desde luego, más profundos que los míos. Todos los días aprendo; que lástima que cada día olvido, caramba.

    JCarlos Navarro

    ResponderEliminar

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.