8.1.09

Oveja

Varias asociaciones ateas están intentando contratar espacios de publicidad en autobuses urbanos y otros soportes igual de visibles con lemas como Probablemente Dios no existe, deja de preocuparte y disfruta de la vida. La iniciativa se ha topado, como era de esperar, con la bronca de asociaciones religiosas que acusan a los anunciantes de intolerable difamación, de agresión contra la libertad y de propalar “mensajes destructivos” en ciudades que cada dos por tres están cortadas para pasear a un santo, forradas de carteles marianos y ocupadas por edificios religiosos.
El cartel es de todo menos ofensivo. En efecto, y salvando los retruécanos de San Anselmo, es difícil probar que Dios exista. Es como si las asociaciones religiosas se limitasen a anunciarse como lo que son, creyentes de una fe, no propietarios de la verdad ni mucho menos instructores de moral alguna. Son muy cautos con el lenguaje los anunciantes, aunque por esa misma línea podrían colgar carteles igual de objetivos pero mucho más contundentes como La carnicería de Gaza se ha perpetrado en nombre de Dios; Todas las religiones se alimentan de cadáveres; El fanatismo religioso es una redundancia, etc. No sé si registrarlas, por si acaso.
Bien es cierto que los católicos, de un tiempo a esta parte, han perdido el gusto por la sangre. Benedicto XVI es homófobo practicante, pero de momento no llega a la delectación cruenta del castizo cardenal Segura. Y a pesar de todo periódicos católicos españoles saludan la salvajada israelí en Gaza como un acto de legítima defensa, y políticos de misa diaria alertan contra el “peligro para la paz mundial” del “estado terrorista” palestino. Hemos crecido en la idea de que la Biblia no amparaba el exterminio de los pueblos, el asesinato de inocentes o la alegría que produce a mucho fariseo ver cuerpos de niños reventados por las calles, y sin embargo vemos gente culta, rica y sensible que adora un libro en el que los individuos no son más importantes que los corderos degollables. Tampoco, por lo visto, los palestinos llegan a la condición de seres humanos. Visto cómo viven hacinados en su cárcel de Gaza, se diría que, a ojos de Dios (uno de ellos) ni siquiera llegan a la condición de ovejas.

Diario de Teruel, 8 de enero de 2009

6 comentarios:

  1. Pensaba abordar esta noche el tema de los "buses ateos", pero me alegro muchísimo de que hayas tomado la delantera. Vuelvo a estar de acuerdo contigo, Antonio

    ResponderEliminar
  2. Y yo. Sólo se clama al cielo cuando interesa. Es terrible.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3:12 p. m.

    Voy a decir una perogrullada, lo sé y a pesar de eso la digo:
    El problema entre grupos de seres humanos surge cuando uno de los grupos está convencido de que el otro grupo NO son seres humanos. Lo pensaban los nazis de los judíos, eslavos, latinos, gitanos y demás; lo piensan los judíos integristas de los palestinos y del resto de la humanidad en general y lo piensan, en parte, los católicos integristas preconciliares y postjuanpabloprimero. Digo en parte porque, aunque seamos "humanizables" no somos personas completas al no comulgar con sus creencias y, por ese motivo, no tener capacidad plena para tener opiniones cualificadas. La iglesia tiene entonces el deber de tutelarnos y presionar al estado para que sus leyes no nos dejen pecar ni equivocarnos.
    Alguna vez me toca ir a funerales y bodas y encuentro que cada vez se aleja más la iglesia del "ecumenismo" y se refiere al "selecto club del catolicismo" o bien que hay que hacer el bien a los otros católicos. El prójimo cuando eramos pequeños era el chinito, el negrito y hasta el gitano, ahora son los mismos pero solo si son de misa diaria. En fín, había avisado, una perogrullada.
    Juan Carlos

    ResponderEliminar
  4. Todos se me adelantan, jope.

    Como ateo (ATEO con mayúsculas. Me encantada decirlo) me produce gran satisfacción la repercusión de la campaña.

    Gran artículo el tuyo. Poco tengo que decir tras él.

    ResponderEliminar
  5. Aquí les dejo este link con una nota que creo merece ser leída
    http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-117998-2009-01-11.html

    ResponderEliminar
  6. Como casi siempre en estos temas, Richard Dawkis está presente...

    http://richarddawkins.net/

    ResponderEliminar

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.