29.11.09

Pues sí, es la casa de Coria que Sánchez Ferlosio dice que va a arreglar con el dinero del premio. El texto es un fragmento de Dientes, pólvora, febrero, incluido hace no mucho en El geco, aunque el cuento es muy anterior. Recomiendo, por lo exótico, el análisis rítmico que Agustín García Calvo publicó de este fragmento en su Tratado de rítmica y prosodia y de métrica y versificación. Estos días, a propósito del premio, Sánchez Ferlosio contaba cómo él y García Calvo tomaban anfetaminas para hablar de gramática. Y dice que vieron un descendimiento en una pared. ¿Sería en esta casa?

2 comentarios:

  1. Anónimo6:49 p. m.

    Con colocón anfetamínico o sin el esa prosa es POOOODEROOOOOSA. En fín, espero que la casita le quede muy bien, se lo merece.

    JCarlos N

    ResponderEliminar
  2. Gramática y anfetaminas... ¡Gran combinación!

    ResponderEliminar

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.